Para quienes entienden el sistema nervioso como algo estático, con fecha de caducidad y nula capacidad de “reinventarse”, esta palabra sonará rara.

Sin embargo la neuroplasticidad existe, ya que nuestro sistema neuronal (nuestras conexiones nerviosas como decía Ramón y Cajal) no son ni definitivas, ni inmutables, y eso es conocido desde hace muchas décadas.

¿Pero esto ocurre sólo en determinadas zonas?, o ¿en determinados momentos de nuestra vida? y ¿cómo se reorganiza el sistema nervioso?

Qué es la Neuroplasticidad?

Podríamos definirla, en términos actuales, como el potencial dinámico del cerebro y de la médula espinal (el Sistema Nervioso Central) para reorganizarse a sí mismo ante determinadas situaciones. En realidad, nos referimos a un proceso continuo que permite, a corto, medio y largo plazo, remodelar el mapa sináptico y optimizar el funcionamiento de las redes neuronales.

De una forma más práctica y sencilla, diríamos que se trata de los cambios adaptativos del cerebro en respuesta al medio ambiente en constante cambio. Esos continuos cambios (desarrollo físico, lesiones, entrenamiento) estresan  al Sistema Nervioso Central, y éste responde con nuevas adaptaciones mediante diversas redes sinápticas, creando una nueva situación de partida del deportista.

jogging-2343558__340

Hoy sabemos que nuestro cerebro va cambiando a lo largo de nuestra vida, y que nuestras neuronas pueden crear nuevas conexiones e incluso se pueden formar nuevas neuronas.

¿Cuándo ocurre?

La reorganización del sistema nervioso tiene lugar SIEMPRE.

Sin embargo, en lo que nos atañe ahora, tendrá especial incidencia en situaciones de aprendizaje (infancia, adolescencia), pero también en situaciones de reaprendizaje (algo tan frecuente en el deporte como el periodo de readaptación tras una lesión).

¿Puede ser útil la Neuroplasticidad en el deporte?

Pensemos que si somos capaces de entrenar (entrenamiento cognitivo) los procesos de percepción, atención, concentración, memoria, la toma de decisiones, resolución de problemas, mejoraremos algo que es fundamental en el deporte: la rapidez en la toma de decisiones.

Un jugador de fútbol o de baloncesto (al igual que en otros deportes), debe tomar decisiones en milésimas de segundo, al mismo tiempo que analiza todas las aferencias que su sistema nervioso recibe en cada momento del juego, obligando a la realización de varios y complejos procesamientos simultáneos.

El interés de todo esto, es que se puede entrenar.

Dentro de las rutinas de entrenamiento habituales, incluimos, a veces sin saberlo, técnicas de entrenamiento cognitivo, que permiten una mejor interpretación de las acciones y una mejor resolución de las mismas, sin dejar de procesar correctamente el resto de las aferencias.

El entrenar y estimular el cerebro, permite, con el tiempo, una reserva cognitiva con un mayor número de conexiones.

woman-1446557__340

Además no olvidemos un factor muy importante en deportes como el baloncesto (pero al igual en otros) como es la lateralidad: ese conjunto de predominancias de un lado del cuerpo sobre las del otro lado simétrico. Las más conocidas son la relación óculo-manual (ojo dominante – mano dominante) y la óculo-podal (ojo dominante- pie dominante).  Pues bien, la lateralidad puede disminuirse o acentuarse con el entrenamiento, gracias a la neuroplasticidad cerebral.

Por otra parte, sabemos que el entrenamiento físico intensivo provoca modificaciones a nivel de la corteza cerebral de los deportistas. Los automatismos configuran conexiones neuronales únicas, mejorando la rapidez y la precisión. Deberíamos profundizar más en los procesos químicos y neurobiológicos que se desencadenan, en nuestro cerebro, al realizar algún deporte, para entender mejor su repercusión:

–     se produce factor neurotrófico cerebral (BDNF) que aumenta cuando practicamos ejercicio físico

–     aumenta del flujo cerebral, y aumenta el número de vasos sanguíneos (angiogénesis).

–     se incrementa el consumo  de oxígeno y de glucosa en nuestro cerebro

–              se estimula el proceso de lavado y eliminación de desechos metabólicos

Si bien no conocemos con detalle todo el proceso, parece que están implicados en el mismo la creación de nuevas conexiones cerebrales (neurogénesis) y la destrucción de antiguas conexiones cerebrales desadaptativas (apoptosis). Por ello nos atrevemos a hablar del papel del ejercicio físico en el contexto evolutivo de enfermedades neurodegenerativas, o como un instrumento más de la neurorehabilitación.

¿Cómo conseguirlo?

En general el entrenamiento de nuestro cerebro exige novedad, variedad y desafío. Toda actividad que reúna estos estímulos vuelve a nuestro cerebro más plástico, más creativo, y aumenta nuestra capacidad de comprender.

Cualquier aprendizaje que suponga un desafío para nuestro cerebro, estimula la creación o desarrollo de conexiones neuronales: sí un entrenamiento invisible.

Por ello si lo que pretendemos es estimular a nuestro cerebro, debemos desechar en el entrenamiento la rutina.

A medida que se repiten los ejercicios y las redes crecen en complejidad, las neuronas que no tenían conexiones se irían vinculando con estas redes existentes.

descarga

Por último debemos considerar un mecanismo, que puede ser de gran utilidad en el aprendizaje, como es el instinto de imitación a través de las neuronas espejo, que puede tener un mayor o menor impacto según la significación que la persona observada tenga para el sujeto observante. Estas neuronas especializadas se activan cuando se observan acciones de otras personas. Este mecanismo, es de gran interés en el proceso de entrenamiento deportivo, donde es especialmente intensa la empatía que despierta el imitado en el imitador.

Conclusión

Tendemos a apreciar los mecanismos adaptativos que, ante el ejercicio físico, se producen en nuestro organismo a nivel cardiovascular, respiratorio, metabólico,…., pero reflexionamos pocas veces, sobre las adaptaciones que condiciona a nivel de nuestro cerebro, mediante el fenómeno de neuroplasticidad adaptativa. En el rendimiento deportivo y en el uso del ejercicio físico como elemento terapéutico, adquieren una gran importancia estas últimas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s