Quizá por el desconocimiento que se tiene sobre su función protectora, se tiende a conceder poca importancia a las alteraciones de la uñas. Debemos recordar que éstas, tienen el cometido de proteger la zona más sensible de los dedos (la más distal), tanto en manos como en pies. Si no fuera por las uñas, pequeños traumatismos sobre esa zona nos provocarían problemas.

Esto adquiere especial interés cuando hablamos de las uñas de los pies. En general les prestamos poca atención porque son pequeñas y porque, la mayor parte del año, van cubiertas por el calzado, pero sus patologías pueden conllevar complicaciones y suelen ser bastante dolorosas, llegando a provocar cojera.

En el mundo del deporte, una de las causas más frecuentes de lesión de las uñas, son los microtraumatismos repetitivos de los dedos contra la zapatilla o contra elementos externos como balones, que muchos deportistas (corredores, jugadores de basket y de fútbol…) sufren, ocasionando alteraciones de color, grosor y forma de las uñas, conocidos como onicodistrofias.

ONICODISTROFIA

Es relativamente frecuente encontrar en estos deportistas la presencia de hematomas bajo las uñasdescarga (6)

Pero además de los traumatismos, existen otras patologías ungueales como las infecciones por hongos, callos subungueales…, que provocan dolor y dificultan la actividad deportiva.

Vamos a comentarlas brevemente:

  • Las infecciones por hongos (onicomicosis) son muy frecuentes en el baloncesto y es preciso su tratamiento, porque en caso de no hacerlo, evolucionarán hacia un engrosamiento, cambio de color y caída de la uña. Los tratamientos suelen ser largos y existe un porcentaje de fracasos por lo que merece hacer especial hincapié en la prevención, no caminando descalzos por vestuarios y lugares húmedos.
  • La onicogrifosis es el engrosamiento de la placa ungueal con importante deformación de la uña. Es una uña difícil de cortar y que a menudo causa dolor. La causa más frecuente son los microtraumatismos, al correr, al frenar… En estos casos el tratamiento exige el fresado de la uña con micromotor eléctrico, aunque se trata de un efecto temporal.

fsOniGri05

  • La onicriptosis (uña incarnata o encarnada) es la incrustación del borde de la uña en el reborde de la piel vecina, y está favorecida por la forma de la uña, el exceso de sudor, infecciones repetitivas y engrosamiento de la lámina ungueal, los zapatos estrechos y, en deportistas, por los microtraumatismos. El tratamiento se encamina a reeducar el posicionamiento de la uña, insistir en el corte recto de la uña, el uso de nuevos fármacos tópicos y en, los casos más rebeldes, la cirugía.

descarga (7)
Como en todos los casos, la prevención es lo más importante. Adoptar medidas de higiene adecuadas es la mejor de evitar estos problemas:

  • usar chanclas en los vestuarios
  • secar bien los pies tras mojarlos
  • recortar con cuidado, y con frecuencia, las uñas

Y en cualquier caso, acudir al podólogo deportivo lo antes posible cuando aparece cualquier alteración de la forma o color de las uñas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s