Vamos sufriendo ya las inclemencias del buen tiempo. Sí  sí, inclemencias del buen tiempo. ¿O acaso correr con temperaturas elevadas, o practicar paddle o sencillamente caminar, no es inclemente a 30º?

Cualquiera que reflexione llegará a esa conclusión. El problema es la falta de reflexión. Sí, corremos cada día y no nos fijamos en que la temperatura del termómetro va subiendo, y no modificamos nuestros hábitos del invierno y la primavera.

Ha pasado el tiempo de ir abrigados, y llegamos al tiempo de la hidratación. Y a pesar de que todos lo sabemos, todavía asistimos a situaciones en las que jugadores profesionales sufren golpes de calor hoy en día.

Vamos a ver cómo modificar nuestro comportamiento.

El agua

El agua es un elemento que no aporta calorías y que es esencial para la vida. Debe considerarse como un verdadero nutriente, pues está involucrada en numerosas funciones del organismo. Las reacciones químicas se desarrollan en un “medio” acuoso, actuando, el agua, como transportador de nutrientes y como vehículo para eliminar productos de desecho, además de proporcionar soporte estructural a tejidos y articulaciones. Una gran cantidad de agua de nuestro organismo se encuentra en el músculo, donde puede llegar a suponer un 70% de su peso.

La pérdida de un 10% del agua corporal supone un grave riesgo para la salud, ya que tiene importancia directa en múltiples aspectos de nuestro funcionamiento: refrigeración, eliminación de sustancias de desecho, regulación de electrolitos en sangre… Además, la cantidad total de agua del organismo se mantiene dentro de unos límites muy estrechos por el equilibrio entre líquido ingerido y el excretado, por lo que la importancia de su control es aún mayor ¿Y qué pasa con el agua y el deporte?

Agua y ejercicio físico

Nuestro cuerpo tiene un comportamiento parecido al de un coche: cuando lo hacemos funcionar a mayor intensidad, se calienta (hasta un 80% de la energía que se produce durante la contracción muscular se disipa en forma de calor, y ello aumenta nuestra temperatura corporal). Y al igual que el coche, necesitamos perder el exceso de calor. En el caso del coche existen sistemas mecánicos y electrónicos que le permiten perder calor (y si esto no se consigue el coche se calienta y se daña). En nuestro cuerpo existen mecanismos para perder el exceso de calor (y si no se consigue el cuerpo puede sufrir un golpe de calor). El problema fundamental es que con algunos de esos mecanismos (como la sudoración) perdemos líquidos, y si no los reponemos, llega un momento en que esa pérdida nos puede repercutir en el rendimiento y, en el peor de los casos, en la salud.

images (22)

El agua tiene un papel fundamental en la regulación de la temperatura corporal, por lo que es de vital importancia evitar la deshidratación durante el ejercicio físico, ya que esto repercutiría sobre dicha capacidad de termorregulación.

Por tanto nuestro organismo utiliza la sudoración para “refrigerarnos”, pero esto conlleva una consecuencia directa: perdemos muchos líquidos, y esta pérdida de líquido influye de forma importante en el rendimiento deportivo y exige una reposición adecuada, ya que si no puede conducirnos a una deshidratación, y puede llegar a tener importantes consecuencias para la salud.

Deshidratación

Es poco comprensible, que todavía se vean en determinadas competiciones, situaciones en las que deportistas presentan signos y síntomas de deshidratación grave. Las normativas de las competiciones deberían velar por la salud del deportista. Hay que pensar que la deshidratación, puede ocasionar en muy diversos síntomas en función de la intensidad de la misma.

Pero no sólo podemos deshidratarnos por la sudoración. Hay otros hábitos perjudiciales, como la restricción voluntaria de líquidos antes y/o durante la actividad física, la exposición a un ambiente caluroso y húmedo (por ejemplo, saunas), o el uso de diuréticos con diversas finalidades.

images (21)

En el caso de la sudoración, no debemos olvidar que con el sudor, además de agua, perdemos sodio, cloro y potasio, entre otros electrolitos, por lo que la combinación de ambas pérdidas en cantidades importantes, puede conducir a la aparición de síntomas muy diversos como calambres musculares, debilidad y apatía.

Cuando nos vamos deshidratando, pueden ir apareciendo síntomas como:

  • problemas gastrointestinales
  • reducción de la producción de orina
  • aumento de la frecuencia cardiaca
  • aumento del ritmo respiratorio
  • disminución de la fuerza.

Si la deshidratación es extrema, puede tener consecuencias graves para la salud. Lo más frecuente es el conocido como golpe de calor, en el que por el fracaso de los mecanismos encargados de controlar nuestra temperatura corporal, ésta aumenta dando paso a la aparición de: malestar general, cansancio, inestabilidad, dolor de cabeza, confusión, piel images (24)roja y caliente, pudiendo llegar a la pérdida de conocimiento (que puede acompañarse de convulsiones).

Necesidad de beber

Ante todas estas circunstancias, se impone la necesidad de beber. ¿Cuál es el problema?: que la sed no es un síntoma fiable del grado de reposición de agua que necesitamos. Es decir, que nuestro cuerpo puede necesitar líquidos, a pesar de que no tengamos una sensación de sed acuciante.

Por ello es necesario, adquirir algunas costumbres encaminadas a evitar los problemas asociados a la deshidratación. Algunos de estos hábitos pueden ser:

  • Ingerir 1-2 h antes del ejercicio cantidades de líquido de alrededor 400 – 500 ml de líquido
  • Beber durante el ejercicio a intervalos regulares
  • Comenzar lo antes posible la reposición de líquidos lo antes posible
  • Utilizar, en la medida de lo posible, bebidas frescas ya que son más apetecibles, sobre todo en ejercicios de larga duración y en ambientes calurosos

No lo olvides, conforme aumente el calor, aumenta tu consumo de líquidos.

Es por tu salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s