En un mismo día caen en mis manos dos textos, aparentemente dispares, pero que, para mí, tienen una conexión, que obliga a reflexionar sobre el asunto de las redes sociales y los médicos.

Por un lado, el abstract (siento no haber conseguido el texto completo) de un artículo publicado en el British Journal of Urology International,  y por otro lado, una noticia online de El País.

En el artículo se analiza el uso de Facebook entre residentes de urología en Estados Unidos, evidenciando incluso incumplimientos del secreto profesional en determinados casos.

images (10)

En la noticia de El País, me encuentro con que el cardiólogo de Carmen Chacón, explica con profusión la enfermedad de la fallecida.

Mientras reflexiono sobre ambos textos, me viene a la memoria la repercusión que sobre los programas de vacunación, han tenido los comentarios negativos en las redes sociales, incidiendo en los efectos secundarios, por encima de sus beneficios. Ello ha dado lugar a un menor número de vacunaciones por decisión paterna, y casos recientes de epidemias de infecciones antes controladas.

Quizá todo esto me ha creado una especial inquietud, por ser yo mismo un usuario de las redes sociales, en algunas de sus posibilidades (modestamente he de decir). Y no puedo evitar preguntarme: ¿lo estaré haciendo bien?

Así que me pongo manos a la obra, y comienzo a buscar información. Mi primer a satisfacción aparece rápidamente, conforme voy descubriendo que existen múltiples guías sobre esto de las redes sociales, en el ámbito médico. En poco tiempo me encuentro con: Social Medical and the Medical Profession -a guide to online professionalism for medical Practitioners and Medical Students- (Australiana y Neozelandesa); World Medical Association Statement on the Professional and Ethical use of Social Media; Using social media: practical and ethical guidance for doctors and medical students; Social Media for Family Physicians (Americana); Social Media and Canadian physicians, issues and rules of engagement; Doctor´s use of Social Media (británica). Demasiado anglosa-jón todo, pero gratificante al fin y al cabo. Me consuela saber que esto no me preocupa solo a mí.

Sigo por el ámbito nacional y me encuentro con la Guía de usos y estilo en las redes sociales (Sistema sanitario público de Andalucía), la Guía de uso de Social Media para médicos, o el, para mí, documento más relevante que es Ética y redes sociales manual de estilo para médicos y estudiantes de medicina, de la Organización Médica Colegial.

En cualquier caso, ¿es un acto médico la participación de un médico en las redes sociales? ¿Son sólo un instrumento para informarnos y relacionarnos con los demás, o son una herramienta médica más? ¿Dónde está el límite de lo personal y lo profesional?

Hasta hace unos años, nuestro Código de Deontología Médica, guiaba nuestra práctica de forma simple, pero este nuevo escenario ¿no puede inducirnos a vulnerar, aunque sea de forma no intencionada, las normas más básicas, como la confidencialidad y otras?

La tendencia lógica sería huir de las redes sociales, por su peligro. Pero ¿debemos renunciar a su uso, siendo una herramienta que puede tener utilidad para nuestro trabajo? La respuesta es no, pero en cuanto lo hagamos como médicos deberemos hacerlo con el mismo rigor científico y ético que cuando estamos delante del paciente.

medicina-redes-sociales-L-9O9lWT-175x130 (1)

Colgar pruebas de imagen de pacientes (radiografías, resonancias…), fotografías de las consultas (como alguna que circula haciendo alarde de escasa asepsia), o participar en entrevistas divulgando información médica con nombre y apellidos, resulta sorprendente, sobre todo si tenemos en cuenta que esto mismo nos resultaría reprobable en la vida cotidiana. ¿Cuál es entonces la diferencia? ¿El “anonimato” de la redes? No existe mayor exposición pública que la de las redes sociales.

Por último, por ser breve como si de un tuit (por seguir a la Fundación del Español Urgente (Fundéu)) se tratara, tendemos en la profesión médica a focalizar los riesgos éticos y deontológicos en la confidencialidad y el secreto médico. Esos son, sin duda, los aspectos más conocidos por todos, y seguro que los más fáciles de vulnerar en las redes sociales. Pero existen más problemas éticos asociados al uso médico de las redes sociales, como dar pautas o consejos públicos a pacientes desconocidos y con escasa información, o utilizar las mismas para hacer propaganda de tratamientos no contrastados científicamente. Estos, y muchos otros, son riesgos a conocer y valorar antes de profundizar en las populares y controvertidas redes sociales.

Resumen

  • No debemos renunciar a las posibilidades de divulgación de las redes sociales.
  • Tampoco debemos renunciar el uso de Internet en la consulta, como instrumento para enseñar una imagen que haga comprensible al paciente su problema, o redirigirlo a webs de carácter científico donde poder profundizar en su patología, evitándole que entre en esa “jungla” de información, pseudosanitaria, en la que se ha convertido Internet.
  • A veces, incluso el wasap puede ser un instrumento muy útil, bien dirigido, para remitir o recibir del paciente información ágil.images (11)
  • Cuidado, por otra parte, con publicitar técnicas tratamientos que generen falsas esperanzas o que no estén debidamente fundamentados. Utilizar las redes sociales como método publicitario puede tener sus riesgos.
  • El médico en las redes sociales puede convertirse en el asesor ideal del paciente, para que pueda distinguir entre información correcta e incorrecta sobre la salud.
  • Es obligación del médico, denunciar cualquier mensaje fraudulento, o que pueda generar confusión o dudas respecto a la salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s